ALEX GUERRA


Decir que un dj ha actuado en los grandes clubs del panorama electrónico actual realmente no significa mucho. Lo que de verdad importa es lo que demuestra en la cabina. Este es el caso de Álex Guerra. Clubber profesional desde 1992, este pacense conoció la música underground gracias al baile. En 1998 empezó a viajar de forma constante a Madrid para conocer las últimas novedades de todo lo relacionado con el movimiento electrónico nacional. Fue en este año cuando comenzó su carrera como dj profesional.

Tras un minucioso e intenso tour por las salas y festivales de Extremadura, en 2003 Guerra funda Lokkita, una fiesta con un espíritu parecido a Goa: vanguardia electrónica, ambiente canalla e intensa diversión con una cuidada organización. En poco tiempo y gracias al poder y la fidelidad del público que acudía, no sólo de Extremadura, sino de Andalucía y Portugal, empezó a hablarse de un auténtico fenómeno Lokkita.

Tras siete años en escena, Lokkita se ha convertido en la sesión de referencia en Extremadura y una de las más respetadas en el clubbing nacional e internacional, gracias al esfuerzo y dedicación de este promotor, residente y  programador. Como afirma Álvaro Cabana “Lokkita es el bolo soñado”, y Diego Kojak lo corrobora: “Una fiesta fantástica, con un público auténtico donde todo es locura y diversión con calidad musical y excelente producción”.

El estilo de Álex Guerra ha evolucionado desde un house cálido y un techno crudo y visceral, a un profundo groove, disco, new wave y psicodelia, siempre cargado de ese funk y house-techno que tanto le caracteriza. Una evolución que muestra la habilidad de este dj para mezclar música de baile bajo todas sus influencias. “La música electrónica es mi vida”, afirma.

Las sesiones de este pacense son una fuente inagotable de energía, en las que no puedes parar de bailar, como su personalidad misma. Afable, respetuoso y sincero, pero a la vez travieso, desobediente e inquieto, sus sets están llenos de sensaciones bonitas, sonidos orgánicos y sensuales melodías. Álex Guerra es capaz de mezclar el soul más sexy con el techno más elegante de la forma más natural y armoniosa, con mucha vida.

Tras numerosas actuaciones en Portugal, siempre de la mano de Lokkita, en 2002 este amante de la cultura rave conoce el club que marcaría su vida. “Mondo tiene la mejor programación de España”, afirma. No fue hasta 2006 cuando Guerra pinchó aquí por primera vez. Desde 2009 forma con Gerardo Niva Back to back, tándem que tiene residencia en Mondo, Lokkita y Goa. La complicidad y conexión de estos djs es tal que la música de baile se ha convertido en su propio lenguaje. Sus sesiones son una oda a la música electrónica, con sonidos primitivos y siderales, que hacen que pierdas la noción del sistema de sonido: música en estado puro. Y es que sólo el amor es capaz de transmitir con tanta unidad y respeto la pasión por este arte.

David Mancuso, padre fundador de la música disco, afirmaba que para ser un buen dj “tienes que tener un pie en la pista y otro en la cabina”. Quizá por eso, Álex Guerra logra conectar con tanta fuerza con el público. Sus sesiones technofunkys, en el sentido más mondiano del término, van directas a la cadera y te invitan a ir a la pista de baile con la más picarona de las sonrisas. Puro Mondo.